sinaloa-logo   baner sinaloa dossier  logo-la-cancha
  

Noticias

seis muertos en enfrentamiento entre fuerzas federales y delincuentes

muerto junto a camionetaCULIACÁN, Sin.-  La Procuraduría de Justicia del Estado de Sinaloa confirmó que fueron seis fallecidos en el enfrentamiento ocurrido esta madrugada entre fuerzas federales y civiles. Uno pertenece a la Marina Armada, mientras que los otros cinco pertenecen a una célula delincuencial.

            La identidad de los fallecidos no fue dada a conocer, pese a que los peritos de la PGJE recogieron credenciales de elector que portaban los delincuentes. El elemento de la Marina no se dio a conocer por instrucciones superiores.

Los hechos ocurrieron minutos antes de las 4 de la mañana cuando un grupo armado se reguardaba en el Fraccionamiento Villas del Real por lo que fue sorprendido por elementos de la Marina y el Ejército que realizaban un operativo de vigilancia en el oriente de la ciudad.

            Se inició un enfrentamiento a balazos entre las calles Jorge VI y Mariano Azuela y concluyó en el sector entre las calles Elena y Princesa Amalia del mencionado fraccionamiento, ubicado al oriente de la ciudad en la carretera Sanalona que conduce hacia la sierra.

            Los delincuentes se resguardaron en la casa marcada con el número 2863 de la calle Francisco Verdugo del mencionado sector. La balacera se desarrolló durante varios minutos y se solicitó apoyo de dos helicópteros de la Marina y el Ejército para sobrevolar la zona.

            A las 7 de la mañana ingresaron camionetas del Ministerio Público y del Servicio Médico Forense para recoger al menos 6 cuerpos, entre ellos tres cadáveres confirmados, uno perteneciente a un marino y dos civiles.

            La PGJE informó al mediodía que después del enfrentamiento se aseguró siguiente material: una camioneta color negra marca Acura MDX modelo 2016 sin placas de circulación, con reporte de robo en Jalisco.

            También se aseguraron 4 rifles calibre 7.62 x 39 de los llamados AK-47,  6 pecheras negras y 28 cargadores para rifles y decenas de cartuchos útiles. En la zona del enfrentamiento quedaron regados más de 250 casquillos de varios calibres, lo que refleja la cantidad de balazos que se dispararon.

            En las calles quedaron varios vehículos dañados por las balas que se dispararon en todas direcciones, así como las fachadas de viviendas, lo que produjo alarma entre los habitantes que se preparaban para ir a sus labores o a dejar a los niños a la escuela. Ante esa situación se suspendieron las clases en las escuelas periféricas de Villa del Real.