sinaloa-logo   baner sinaloa dossier  logo-la-cancha
  

Noticias

Detenido el presunto homicida del periodista sinaloense, Javier Valdéz

Javier Valdez CULIACÁN, Sin.- Heriberto Picos Barraza alias “El Koala” de 26 años de edad, originario del municipio de San Ignacio, estado de Sinaloa, es el presunto autor material del homicidio del periodista sinaloense Javier Valdez Cárdenas, ocurrido el 15 de mayo de 2017. Fue detenido en el aeropuerto internacional de Tijuana, Baja California y habría pertenecido a la célula delincuencial del llamado “licenciado” Dámaso López Núñez.

La información le fue comunicada a los directivos del semanario Río Doce, de Sinaloa, por parte de la Procuraduría General de la República(PGR) quien atrajo el caso a través de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE).

Los directivos del semanario Río Doce, esperan la información oficial que dará la PGR este martes en la ciudad de México para expresar su opinión. Sin embargo, aceptaron la versión que les dio la FEADLE de manera directa a través de una llamada telefónica.

LOS HECHOS.

El periodista y escritor Javier Valdez, también era corresponsal del diario La Jornada y se dedicaba a temas del narcotráfico. Había escrito libros sobre los carteles de Sinaloa.

El 15 de mayo de 2017, Valdez salió de la redacción de su semanario y a dos calles adelante, fue interceptado por sujetos encapuchados que lo obligaron a descender de su automóvil. Uno de los agresores le disparó varios balazos y luego huyeron hacia el oriente de la ciudad.

Desde ese momento las agrupaciones de periodistas de Sinaloa y de otras entidades emprendieron movimientos de protesta para exigir el esclarecimiento del caso.

Javier Valdez Cárdenas trabajó hasta los últimos momentos de su vida. Todavía el lunes 15 de mayo del 2017, antes de morir asesinado por un grupo de hombres armados fuera de las instalaciones del semanario Riodoce -medio del que fue fundador-, en Culiacán, Sinaloa, cumplió y envío una nota al diario de la circulación nacional La Jornada -del que era corresponsal- sobre la protesta de maestros que exigían justicia por sus compañeros asesinados.

A principios de mayo, el periodista sinaloense -también corresponsal de la agencia francesa AFP- había enviado una nota al mismo rotativo, con el título 'El compadre de El Chapo, su peor enemigo', en la que narraba cómo Dámaso López Núñez, alias "El Licenciado", había ayudado al capo Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, "El Chapo", un escape del penal de Puente Grande.

La nota conjunta también firma por Gustavo Carrillo, decía que López Núñez "fue policía ministerial en Sinaloa, pero su trayectoria cobró relevancia en enero de 2001 al permitir, como jefe de seguridad del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 2, Puente Grande , en Jalisco, que "El Chapo" se convierte en el primer reo en fugarse de una prisión de máxima seguridad en México ".

"La amistad de López Núñez con El Chapo creció y llegó al compadrazgo, y luego de ello El Licenciado se convirtió en uno de los hombres de mayor confianza y presuntamente en el sucesor de Guzmán Loera tras su extradición en Estados Unidos, en enero de este año. ", señaló el periodista hoy asesinado.

Además de su perfil personal, Valdez Cárdenas explicó cómo López Núñez y su hijo Dámaso López Serrano, "El Mini Lic.", Creóon dos grupos de sicarios conocidos como Fuerzas Especiales Damas y Los Antrax, ambas células que servían en "El Chapo" Guzmán Loera.

"De acuerdo con fuentes federales, Dámaso López fue uno de los artículos para la compra de los terrenos en los cuales se construyó el túnel de más de 1.5 kilómetros de longitud por el cual escapó El Chapo Guzmán en julio de 2015 del Cefereso número 1, que se localiza en el municipio de Almoloya de Juárez, estado de México. ", indicó el periodista en la misma nota.

"El Licenciado y su hijo controlaban buena parte del valle de San Lorenzo, al sur de Culiacán, y tenía influencia en regiones como La Paz, capital de Baja California Sur, y Mazatlán, Sinaloa.", Señaló la publicación publicada en La Jornada.

"Las pugnas entre el Licenciado y los Hijos de Guzmán Loera se iniciaron en una vez que fueron arrestados en Los Mochis, en enero de 2016, pero no fue sino hasta el líder del cártel de Sinaloa fue extraditado que se desató la guerra entre ambos grupos. ", aseguró Valdez Cárdenas.

"Los hijos de Guzmán, Alfredo e Iván Archivaldo, y su tío, Aureliano Guzmán Loera, El Guano, encabezaron las disputas del lado de la familia de El Chapo, y del otro lado, ahora como enemigo, estaba El Licenciado.", Narró Javier Váldez.

"Ismael Zambada García, El Mayo, otro de los líderes máximos de éxito de Sinaloa, tratado de intereses conciliables entre ambos bandos y en al menos las ocasiones lo logró, pero al final ganó la ambición por el control de los negocios". la nota.

"El 4 de febrero, los jefes de los tres grupos se reúnen en una zona cercana a la comunidad de Mojolo, al norte de Culiacán. A la cita -de acuerdo con versiones extraoficiales- llegaron los hijos de El Chapo y Zambada, quien aparentemente los citó, pero no Dámaso. Cuando salían del encuentro fallido eran atacados por un comando y luego rescatados por pistoleros de El Mayo Zambada, el que los había salvado ilesos. ", Dijo el periodista.

También recordó que durante una entrevista del semanario Riodoce, un enviado de "El Licenciado" señaló que los hijos de "El Chapo" no habían respetado los acuerdos y que durante casi un año habían provocado violentamente a López Núñez, quien mandó decir que los jóvenes se aprovechó de su buena fe "con alevosía y ventaja, y ellos han corrido la versión de que la DEA me apoya, pero no es cierto. Tengo orgullo y sé respetar los códigos ".

"Versiones del gobierno federal indican que las pugnas entre Dámaso López Serrano y los hijos de Guzmán Loera continuarán, porque más allá del liderazgo del campo de Sinaloa, está el control del mercado y los territorios, el narcomenudeo en la zona rural de Culiacán y el municipio de Navolato, y la salida al mar, tanto por Altata como por playas de Ponce, ubicadas en el centro del estado. ", finalizó la firma firmada por el periodista asesinado.

Javier Váldez era autor de varios libros con temática narcótica como 'Los moros del narco, levantones', y su más reciente, 'Narcoperiodismo', donde hablaba sobre los periodistas bajo el fuego del narcotráfico. También escribía la columna semanal 'Malayerba'.