sinaloa logo
baner sinaloa dossier
logo la cancha

logo con foto columna lnd thumb   -Yo no juego a las vencidas – expresó Rubén Rocha Moya - traigo el brazo malo y me ganan.

            El gobernador se iba a levantar la manga larga de su camisa para mostrar a los reporteros una equimosis o hematoma que tiene en el antebrazo derecho, producto de una caída que tuvo en el baño de su casa.

            Sin embargo, hizo pausa para no soltar lo que tenía en mente: Con la izquierda les puedo ganar y noquear.

            Rocha se había explayado en sus comentarios desafiantes contra el secretario de Salud, Héctor Melesio Cuén Ojeda, quien, presuntamente, ensaya jugar a las vencidas (políticas) contra el gobernante.

            Y es que desde hace días, diputados del Partido Sinaloense (PAS), han mostrado actitudes contrarias a la política democrática que pretende establecer Rocha Moya en Sinaloa.

            -Es un sectorcito de diputados – afirmó el gobernador -  que los manda otra persona que tengo acá de secretario…tienen dueño y desde acá les dan la orden… son muy tempraneros en andar haciendo política…quieren demostrar que están trabajando en contra de mi gobierno… sé cuál es su comportamiento.

            Y es que en la campaña política hubo, teóricamente, una alianza entre MORENA y PAS para ganar la elección, y se preveía que ya en el gobierno, Rocha tendría el respaldo de los pasistas a su programa de administración.

            Sin embargo, conforme fue avanzando éste régimen, los cuenistas fueron revelando su verdadera codicia, al grado de que alguna ocasión Melesio declaró que si renunciaba a su cargo de secretario de Salud, sería para ser gobernador, porque es su mayor ilusión.

            -No ha superado esa ilusión – comentó Rocha –, y eso trae consecuencias.

            -¿Relevará a Cuén, entonces? Preguntó una reportera.

            -Eso ya lo veré. Luego les informó – deliberó el gobernador – Imagínense cuántos médicos, químicos etcétera quisieran ser secretarios de salud. Tienen capacidad para serlo. Ahí los tengo listos.

            La conferencia Semanera se había llevado hora y media en tema de Cuén, el PAS, el juicio político a Estrada Ferreiro y la iniciativa de reforma a la Constitución del Estado de Sinaloa para establecer la revocación de mandato del gobernador.

            Pero, cuando Rocha tocó el tema de la irreverencia de los diputados del PAS, los reporteros plantearon interrogantes.

            -¿Tomará medidas?

            -Las que ustedes se imaginan.

            -H¿abrá ruptura (con el PAS)?

            -Eso lo veré.

            -¿Alguna llamada de atención?

            -Eso, también lo veré yo. La llamada puede ser extrema, mediana o chiquita.

            -¿Habrá consecuencias?

            -Las veré yo.

            -Ya es mucho estirar la liga. ¿Tiene aguante, todavía?

            -Si tiene elementos de que le juegan a las vencidas, ¿por qué lo mantiene (a Cuén) en el gabinete, o qué le impide separarlo?

            -Ya no me pregunten más – respondió el gobernador – yo soy muy tolerante, no soy soberbio ni autoritario. Ustedes me han preguntado y me han llevado a que les diga con claridad lo que ocurre en el trabajo político.

            Y Rocha aprovechó para mencionar que hay secretarios que no tratan bien a los subsecretarios. “Quieren que yo los trate bien, y ellos tratan mal a los que yo nombré”

            Y remató: “No hay vocación de inclusión de equipo. Eso también lo vamos a revisar. Ya estamos a seis meses y voy a tomar medidas. Y los secretarios que me estén escuchando, de una vez que tomen nota. Lo que quiero es que se den cuenta que ya están en otro gobierno, que necesitan hacer equipo y respetar a sus subordinados”

            Y les advirtió. “Todavía hay muchos activos nuestros (de MORENA) que no están incorporados. Pero hay que corregir esos males de la administración pública”.

            Y destacó que, incluso, hay activos de otros partidos, pero “Aquí no se trata de una concepción patrimonialista, no hay que despreciar capacidades de aquellos que puedan transitar a nuestro movimiento. Me he reunido con prominentes priistas, pero que no se mortifiquen mis compañeros morenistas, no estoy en la idea de que ocupen lugares en mi administración. Tenemos la suficiente fuerza electoral para legitimarme.”

            Rocha Moya estuvo claridoso, sin reparos para expresar sus sentimientos políticos. Por eso, precisó que no juega a las  vencidas, ni con el PAS, ni con Cuén, ni con Ferreiro, ni con nadie.

            -Si jugara a las vencidas, buscaría alguien que estuviera, más o menos, a mi nivel. Pero ahora, no puedo porque traigo el brazo derecho malo.

            ¡Ah, pero que tal con la izquierda, gobernador!