sinaloa logo
baner sinaloa dossier
logo la cancha

logo con foto columna     Héctor Melesio Cuén emitió una sonrisa socarrona cuando el reportero, Alejandro Mojardín, de Río Doce, preguntó de los acuerdos que se tomaron en el Cabildo de Mazatlán.

            -Eso se lo preguntan al rato a Héctor – bateó la respuesta el gobernador Rocha Moya – pero ya no hay problema; los cabildos son plurales y hay expresiones de democracia y obedecen a muchas cosas.

            Cuén sonreía y asentía con la cabeza sosteniendo su Tablet, mientras el Ejecutivo continuaba su explicación.

            -Nada vamos a ocultar – asevero Rocha - Héctor ya no dirigirá el PAS, él tomo su decisión y ahora está en la administración (del gobierno sinaloense).

            La cita se anunció a las 9 de la mañana con límite de reporteros en el auditorio del Palacio de Gobierno, como medida sanitaria. Unos madrugaron y llegaron desde las ocho de la mañana. Sin embargo, ingresaron todos los que llegaron, incluso después de la hora programada (Hubo más de 40 periodistas y hasta colados que no representaban a ningún medio informativo)

            -¿Irá a estar Lord Molécula? – preguntó el conocido reportero, mientras hacía fila para ingresar al auditorio. No estuvo ningún similar, sino todo lo contrario. Más de dos especialistas en temas de nota roja insistieron sobre la terna para seleccionar el Fiscal.

            El gobernador no evadió las preguntas, aseveró que tiene tres preferidos o favoritos para que el Congreso del Estado designe a uno. “No necesitamos un Fiscal-Carnal. No venimos a delinquir, sino a perseguir el delito”

            La conferencia duró hora y media y el mecanismo organizado por la Coordinación de Comunicación Social fue el de seleccionar las preguntas de los reporteros para que no se repitiesen. Aún, así, hubo algunos que insistieron sobre el mismo tema y todavía al final entrevistaron a la secretaria de la Mujer, Teresa Guerra Ochoa.

            Concluida la reunión, Melesio Cuén salió tras del gobernador para no dar tiempo a que lo abordaran los reporteros. Sin embargo, el pasista ha tenido un afán protagónico como dirigente de su partido político, antes y después de iniciada la administración de Rocha Moya. Se sabe que se ha reunido, no sólo con los regidores del Ayuntamiento de Mazatlán, sino con los de otros municipios para formar un bloque con fines futuristas.

            Y lo advertimos desde hace varias semanas, que Cuén Ojeda será una piedra en el zapato en el gobierno sinaloense, porque su mente está puesta en el poder de Sinaloa. Buscará la senaduría por segunda ocasión; y aunque la pierda, se postulará después como candidato a la gubernatura en 2027.

            Por eso, desde ya ha iniciado una labor propagandista. En una semana ha tenido ya cuatro apariciones en medios de comunicación, entrevistado como secretario de Salud y una colaboración en un espacio periodístico en el Sol de Sinaloa.

            Ah, pero el gobernador lo ha cercado poniéndole cuñas en la Secretaría de Salud y en las dependencias en donde Cuén-PAS han colocado incondicionales. Para empezar nombró al doctor Julio César Quintero Ledezma como subsecretario de los Servicios Administrativos de Salud como una estrategia para tener al PAS alejado de los gastos en esa institución.

            Y casi lo vaticinamos que en cuanto Melesio explote y deje la secretaria de Salud, de inmediato Julio César la asumirá.

            Y así en los ayuntamientos, como en el caso de Mazatlán, al presidente municipal, Luís Guillermo Benítez Torres se le respetará el nombramiento del Tesorero y Oficial Mayor. El PAS-Cuén dispondrá de la secretaría municipal.

            En fin, una “Semanera” rochista ligera, pero conforme avance este gobierno, seguramente subirá de tono, porque habrá mucha tela de donde cortar. Ya lo verán.