sinaloa logo
baner sinaloa dossier
logo la cancha

logo con foto columnaCasi se le revienta el hígado a Jesús Aguilar Padilla cuando vio y escuchó la videograbación que Heriberto Félix Guerra mandó a los que estaban congregados en el evento de campaña que presidía el candidato del PRI-PAN-PRD, Mario Zamora Gastelum, el miércoles 19 de mayo en Guasave.

El ex gobernador no sabía si llorar, aplaudir o reír, porque, aparte de que el mensaje de Félix estaba fastidioso y extenso, los recuerdos de aquel funesto proceso electoral de 2004 le calaron hondo a Jesús.

-¡Pinche Zamora! – Expresó Aguilar – ese video lo va a hundir más...

Y es que recordemos que Aguilar Padilla alcanzó la gubernatura de Sinaloa con 427 mil 585 votos que significaron el 46.86 por ciento de los sufragios emitidos, contra 416 mil 205 votos de Félix Guerra, que significaron el 45.61 por ciento de la votación.

Es decir que – oficialmente - los organismos electorales validaron el triunfo de Aguilar por 11 mil 380 votos más que Félix, lo que representó una diferencia del 1.25 por ciento.

El resultado fue tan incierto que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TRIFE), validó la elección hasta el 28 de diciembre de 2004, tres días antes de que Aguilar asumiera la gubernatura de Sinaloa.

El Partido Acción Nacional había interpuesto el recurso de apelación por violaciones del PRI en topes de campaña, favoritismo en TV y uso de propaganda negativa, pero el TRIFE ratificó el triunfo electoral de Aguilar Padilla.

Pero, como se divulgó por todo Sinaloa el dicho: “Todo mundo sabe que ganó Heriberto” Eso le cala mucho a Jesús, cuando se lo recuerdan.. Y es que esos votos de diferencia surgieron de último momento en los municipios de Badiraguato, Mocorito y Mazatlán, cuando eran presidentes municipales, Antonio López García, Juan Avilés Ochoa y Ricardo Ramírez González, respectivamente, quienes nomás se sonrojan cuando se les recuerda ese antecedente electoral.

EL OTRO JESÚS

Por otra parte, este domingo que pasó, en horas de la tarde se difundió en el portal de Milenio.com una información y una fotografía – añeja - en la que aparecen Jesús Vizcarra Calderón y Mario Zamora Gastelum. El texto resume que el directivo de Sukarne “manifiesta su adhesión y apoyo a la campaña de Mario Zamora, candidato de la Alianza “Va por Sinaloa” y que su victoria electoral será la mejor señal para la economía de Sinaloa”.

Los simpatizantes del PRI y de Mario Zamora, reprodujeron el contenido informativo de Milenio.com en las redes sociales y hasta festinaron que con esa adhesión, el candidato prianista aseguraba el triunfo electoral del 6 de junio. Incluso, un boletín de la oficina de campaña de Zamora informa que el candidato priista se reunió con Vizcarra en Monterrey y que el empresario cárnico “siempre apoya todo lo bueno para Sinaloa”.

Sin embargo, horas más tarde, el empresario Vizcarra Calderón envió una carta a los medios de comunicación de Sinaloa en la que enfatizó que: “no tengo ánimo ni interés en participar o involucrarme en la contienda política de Sinaloa…no he expresado ninguna opinión política y mucho menos palabra que pudiera ofender a alguien…no emitiré opinión a favor o en contra de ninguno de los candidatos(as)…en los casos particulares de Rubén Rocha y Mario Zamora, tengo relación de amistad y aprecio por ambos”. 

No es el primer empresario que se deslinda de Zamorita. Ya antes lo había hecho Manuel Clouthier Carrillo, quien aclaró que si estuvo en una reunión con empresarios en el suburbio La Primavera, pero que NO expresó apoyo a la candidatura de Marito.

Y es que, no sólo los Jesuses, ni los empresarios se han deslindando, sino que hasta el mismo gobernador Quirino y otros prominentes priistas están convencidos de que *Zamorita* perderá la elección, por lo que mejor han tomado sus providencias a tal grado que Ordaz Coppel ha cooptado a ciertas candidatas de otros partidos políticos, para asegurarles un porvenir económico.-político. No les doy nombres, es cosa de que se fijen en sus discursos de campaña política, ni un pétalo de corrupción, desfalco o impunidad, le refieren al gobernador.