sinaloa-logo   baner sinaloa dossier  logo-la-cancha
  

Noticias

Miercoles atroz en Sinaloa: 23 ejecutados

El estado de Sinaloa vive esta mañana un día inhumano, al encontrarse 16 personas incineradas dentro de vehículos, semiderruidos, y otras 7 ejecutadas a balazos en Culiacán, Mocorito y Guamúchil. Ninguna ha sido identificada.

            El procurador de Justicia del Estado, Marco Antonio Higuera, informó que en esta capital se localizaron dos camionetas incendiadas entre las seis y siete de la mañana. La primera en la colonia Rosales, casi en el centro de la ciudad; era una estaquitas Nissan color blanco con placas de circulación UA-05257 con doble fondo. En ella fueron incinerados 12 cuerpos, entre ellos el de una mujer.

            La otra camioneta era una Ranger con camper de color blanco en cuya caja se localizaron cuatro cuerpos quemados y a unos diez metros una cabeza humana. La unidad fue reportada en el Desarrollo Urbano Tres Ríos, a la salida norte de la ciudad, atrás de un centro comercial.

            De acuerdo a las primeras investigaciones, se presume que los cuerpos calcinados en la colonia Rosales pertenecen a tres policías y 9 personas (entre ellas una mujer) que fueron secuestradas el fin de semana en el ejido Sánchez Celis o poblado Gato de Lara, municipio de Angostura, ubicado a unos 100 kilómetros al norte de Culiacán.

            La deducción es porque tres cadáveres estaban esposados y tenían los residuos de chalecos tácticos que utilizan los policías municipales en Angostura.

            Los otros ejecutados fueron reportados en el poblado Calomato, municipio de Mocorito, en donde fueron encontrados cuatro cuerpos en el interior de un automóvil Pontiac color azul, con placas de circulación VJB-5706, cuyo propietario fue identificado como Gutiérrez Martínez Reyes, de la colonia Toledo Corro, de Culiacán.

            Unos cien metros adelante se localizaron dos cuerpos más.

            Finalmente, en la comunidad llamada La Escalera, en Guamúchil, fueron encontrados tres ejecutados a balazos. Estaban cerca de un canal de riego, en donde aparecen ejecutados con frecuencia, por los enfrentamientos entre las bandas criminales en los municipios de Guasave y Guamúchil.

            El procurador señaló que se realizan las investigaciones para identificar los cuerpos, pero debido a los primeros indicios, se pudiera tratar de las personas secuestradas en Angostura.