Carlos Velázquez Martínez

Oráculo de la debacle del PRI y los 30 millones de votos que obtuvo AMLO

Meado y derrotadoDesde el 29 de noviembre de 2017, cuando destaparon a José Antonio Meade como precandidato del PRI a la presidencia de la República escribí en este

*-Sinaloa Dossier-*

*-“A tragar sapos priistas…-* Me refería a que Meade, podría ser el mejor preparado, pero no el mejor hombre de la Revolución Mexicana, por no ser un priista genuino.

Luego, el 23 de enero de este 2018 subrayé:

*-“El PRI tropezará con la misma piedra”-* Recordé la forma en que se produjo la candidatura de Francisco Labastida Ochoa, de la integración de su equipo de campaña y de la soberbia que los envolvió hasta consumar su derrota.

El 2 de febrero sentencie:

*-“Las M que rondan a Meade: Maleficio, Millán y Mario Zamora”-* Hablé del Maleficio que rodeaba a Meade por los candidatos perdedores que había propuesto en Sinaloa para senadores y que al final contribuirían en la derrota.

El 21 de marzo advertí:

 

*-“El PRI auspicia su derrota y se refugia en plurinominales”-* Mencioné a los candidatos a diputados y senadores plurinominales, del tricolor, que fueron enlistados en los primeros lugares, para asegurar curules y escaños, tan sólo por ser parientes de personajes en el poder y otros sin tener militancia innegable y genuina, empezando por Enrique Ochoa Reza, que ni credencial del PRI tenía. Claudia Ruiz Massieu por ser sobrina de Carlos Salinas; Pablo Gamboa Miner, hijo de Emilio Gamboa Patrón; Carolina Viggiano, esposa de Rubén Moreira; Vanessa Rubio, escudera de José Antonio Meade. Y los veteranos Carlos Aceves del Olmo, dirigente de lo que queda de la CTM o Beatriz Paredes Rangel, ex gobernadora de Tlaxcala, así como Miguel Ángel Osorio Chong, ex secretario de Gobernación que aspiró a la candidatura presidencial.

El 7 de mayo deduje:

*-“Televisa se rinde ante Ya saben quién”-* Me referí a la entrevista que cinco periodistas de la televisora de Emilio Azcárraga Jean, (Joaquín López Dóriga, Carlos Loret, Denisse Maerker y Raymundo Riva Palacio), le hicieron a Andrés Manuel López Obrador, y que lo trataron con la mayor sutileza posible, para no verse agresivos y provocadores como los periodistas de Milenio (Carlos Marín y Héctor Aguilar Camín). Televisa acabó prestando el Estadio Azteca para el cierre de campaña de López Obrador.

Y apenas el 27 de junio, cuatro días antes de la elección pronostiqué:

*-“El PRI tendrá su peor derrota y AMLO obtendrá 20 millones de votos” -* Pronostiqué que López Obrador ganaría la presidencia con más de 20 millones de votos y que el tricolor registraría su peor derrota en la historia política de ese partido. El pronóstico no fue de exclusividad mía, sino fundado en análisis y estadísticas de expertos sociólogos y politólogos nacionales, así como informes oficiales del Instituto Nacional Electoral (INE), sobre elecciones presidenciales de los últimos 30 años.

Le fallé en éste último vaticinio, pero sólo en cuanto a la cantidad de sufragios, pues, de acuerdo a cifras preliminares hasta este lunes 2 de julio, AMLO tenía contabilizados más de 24 millones de votos, con un porcentaje de casi el 53 por ciento. Pero el oráculo respecto al ganador fue acertado.

Es decir, que durante 7 meses, éste *-DOSSIER-* relató, con argumentación precisa, el camino de la derrota de José Antonio Meade y la debacle del PRI, algo que muy pocos “analistas” “columnistas” o “comentaristas políticos” hicieron durante este proceso electoral.

Por eso, *-SINALOA DOSSIER-* de este modesto observador, es consulta obligada cuando se trata de procesos electorales e investigación política.

Ahí nomás.