sinaloa-logo   baner sinaloa dossier  logo-la-cancha
  

Carlos Velázquez Martínez

¡A TRAGAR SAPOS, PRIISTAS!

          -Ni modo, mijo. A tragar sapos – le dijo aquella mañana Gonzalo N. Santos a su hijo Gastón, cuando ambos leían la portada de un periódico nacional. El encabezado principal del rotativo decía: “JLP, el mejor hombre de la Revolución”

            Gonzalo Natividad Santos Rivera, General Brigadier, el cacique más emblemático de la época post revolucionaria de México,  arrojó el periódico a la mesa y expresó: Éste cabrón puede ser, efectivamente, el mejor hombre de México, o el que mejor toreó al presidente, pero no el mejor hombre de la Revolución… ¿en qué sobremesa familiar escuchó hablar bien de la Revolución…?

            Y es que el bisabuelo de López Portillo fue Comisario del Imperio de Maximiliano, su abuelo fue cacique de Jalisco con Porfirio Díaz y después Ministro de Relaciones con Victoriano Huerta. Su padre fue Coronel Huertista.

            Gonzalo N. Santos llamado “El Alazán Tostado, Primero Muerto que Cansado”,  le hizo una analogía a su hijo Gastón Santos (aquél rejoneador y ex actor de San Luis Potosí): “Para que hubiera un paralelo, en Cuba, dentro de algunos años, el mejor hombre de la Revolución tendría que ser, entonces, Fulgencio Batista III”.

           -Así es que hijo  ¡prepárate a tragar sapos! – advirtió Gonzalo.

           El paradigma se puede instalar en el destape actual de José Antonio Meade Kuribreña como precandidato del PRI a la presidencia de la República:

          ¿En qué sobremesa José Antonio escuchó hablar bien de la Revolución? Su ascendencia es irlandesa y libanesa. Su tatarabuelo Joaquín Meade, huyó de Dublín, Irlanda. Sus abuelos paternos, Antonio Kuri, era libanés y Juana Breña, española. Dionisio Meade, padre de José Antonio y otros dos hijos, es priista. Y su tío Daniel Kuri Breña, fue uno de los fundadores del PAN.

           José Antonio creció por el barrio de Chimalistac, al sur de la Ciudad de México, donde se erigen las grandes residencias de las clases medias altas. Su posición económica le permitió estudiar licenciatura en Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) una de las instituciones más elitistas y clasistas del país. El doctorado lo hizo en Estados Unidos, siguiendo el ejemplo de Carlos Salinas y Ernesto Zedillo.

          Le adjudican lo del gasolinazo y la inestabilidad económica y financiera, pero eso es lo de menos. Como secretario de Hacienda en el Gobierno de Felipe Calderón debió conocer todos lo referente al cómo y dónde se financiaron las tarjetas Monex y los otros instrumentos financieros que permitieron a Peña Nieto rebasar los topes de campaña en 2012 para obtener la presidencia.

         Los 20 años que presume haber laborado en el Gobierno mexicano, lo ha hecho, la mayor parte, en instituciones financieras y bancarias. Es decir es fiel al dinero y al poder. Fue parte de los periodos presidenciales en que se han registrado los más numerosos homicidios en la guerra contra el narcotráfico. Y  fue integrante de los sexenios más corruptos de la historia política de México.

          Por lo tanto ¿En qué sobremesa, José Antonio, escuchó hablar bien de la Revolución?

          Pero, como decía El Alazán Tostado: ¡Prepárense (priistas) a tragar sapos!

          Por eso, ya empezaron a tragarlos: Los obreros afiliados a la CTM bajo la tutela de Carlos Aceves del Olmo, esos a los que el salario mínimo no les hace mella

         Los campesinos con Ismael Hernández Deras, que exigen siempre buenos pagos de sus cosechas y nunca se los dan.

        Los militantes del sector popular con Arturo Zamora Jiménez. Que sufren las consecuencias de la inseguridad en sus colonias.

        Bueno, hasta Manlio Fabio Beltrones ya traga sapos, el mismísimo Manlio que amenazaba con rebelarse si no tomaban en cuenta a los priistas genuinos.

          “Así son la mayoría de los pueblos, persiguen a sus gobernantes y políticos a pesar del dolor que les causan, por el simple hecho de recibir un regalo barato, una promesa estúpida o algo de comida para uno a dos días…”

Facebook:     sinaloadossier

Twitter:           sinaloacancha

Portal:            sinaloaes.com