sinaloa-logo   baner sinaloa dossier  logo-la-cancha
  

Carlos Velázquez Martínez

La UAS en la mediocridad /

De acuerdo a una información del Sistema Nacional de Bachillerato (SNB),

la mitad de las preparatorias de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS),

15 de 31 en total, tienen un nivel insuficiente, es decir, están reprobadas.

La información se deriva de los resultados de la evaluación nacional

del logro académico en centros escolares de la llamada prueba Enlace.

Las preparatorias a las que se refiere este resultado corresponden a

los turnos vespertino y nocturno, principalmente.

Esta información a nosotros en particular, no nos sorprende,

no sé a ustedes, estudiosos radioescuchas,

pues, desde hace años, hemos sostenidos en nuestras publicaciones

de Sinaloa Dossier, que la UAS es una de las universidades

con más bajo nivel académico, comparado con otras instituciones similares en el país.

Pero ese bajo nivel de la UAS, se ha acentuado en la última década

desde el momento en que irrumpieron en a la rectoría universitaria

personas sin escrúpulos académicos.

La prueba Enlace realizada apenas en mayo pasado

demostró que los estudiantes de preparatoria están reprobados

en las asignaturas de Comunicación y Matemáticas, principalmente.

Y una de las escuelas que resultó con bajo nivel académico es la

Preparatoria Emiliano Zapata, de Culiacán; esa misma que se encuentra

contigua a la rectoría de la UAS a un costado de Ciudad Universitaria.

Casi el 70 por ciento de 470 alumnos resultó con categoría de insuficiente,

dicho en otras palabras, tres cuartas partes de los alumnos

de la prepa Zapata de la UAS están reprobados en Comunicación y Matemáticas.

Destacamos esta información, porque da la casualidad

que las personas que rigen la Universidad de Sinaloa

desde hace una década, no solamente han llevado a la mediocridad

a la institución, sino que la han utilizado para fines políticos personales.

Es de muchos conocido que se amedrenta a estudiantes, profesores

empleados y trabajadores para que acudan a manifestaciones de tipo político

para que apoyen a dignatarios que buscan colocarse en puestos políticos

y hay represiones para quienes osan rebelarse.

Lo más lamentable de este panorama, es que ni estudiantes, ni padres de familia

han cavilado sobre el destino obcecado que lleva la Universidad Autónoma de Sinaloa

a pesar de que es una de las más antiguas y en sus inicios

fue de las más reconocidas por su calidad académica en el país.

Y los personajes que utilizan a la universidad para sus fines políticos personales

no han percibido que ningún rector ha llegado a gobernador, pues

si acaso uno que otro han sido diputados o presidentes municipales

pero ninguno ha llegado a la gubernatura de Sinaloa

Por ello, si los Generales Antonio Rosales, Ramón F. Iturbe y sobretodo

el licenciado Eustaquio Buelna, volvieran a nacer

se morirían de pavor de ver la crisis y desestabilización académica

en que ha caído la institución que con esfuerzo forjaron en el siglo pasado.

(www.sinaloadossier.com.mx)