sinaloa-logo   baner sinaloa dossier  logo-la-cancha
  

Carlos Velázquez Martínez

Alejandra Retamoza, primera alcaldesa en Sinaloa /

A propósito de los 60 años de que se concedió el voto a la mujer mexicana y ahora que muchas sinaloenses metidas a la política andan muy alzaditas peleando más posiciones femeniles en las Cámaras de Diputados y de Senadores, quisiera saber cuántas de esas jaraneras conocen la historia de Alejandra Retamoza Reynaga, una verdadera luchadora social cuyo nombre merece estar en letras doradas en el Congreso de Sinaloa.

Seguro estoy que muchas de esas alboroteras que andan en los mítines políticos ni siquiera han escuchado el nombre de aquella que fue la primera mujer en una presidencia municipal en Sinaloa.

Es más, dudo mucho que esas mujeres que alegan la equidad de género, sepan cuántas mujeres han sido alcaldesas en Sinaloa.

Pero como nosotros estamos aquí para orientarlas y no para sermonearlas, grilleras radioescuchas, mejor les damos un pequeño resumen de lo que fue Alejandra Retamoza Reynaga.

Retamoza nació en la comunidad de Comedero, municipio de Cosalá, un 10 de mayo de 1910. Es decir, un día cabalístico para la mujer en un año eminentemente histórico para México.

Comedero era una comunidad con algunas casas aldeanas que al cabo de decenas de años fue ahogada por la Presa Hidráulica ahora llamada "José López Portillo"

La infancia de Alejandra se desarrolló en un ambiente revolucionario en el que la mujer era relegada a la servidumbre o al vasallaje.

Precoz desde su infancia, la niña Alejandra cursó la primaria en lo que era la Villa de Cosalá. Su familia se mudó a Culiacán, para que Alejandra pudiera seguir estudiando la secundaria que la concluye a los 15 años de edad.

Prácticamente, desde su adolescencia, Retamoza se percataba de las dificultades que enfrentaba la mujer para superarse en el ámbito intelectual. Pero, como su desarrollo se dio en un contexto revolucionario, Alejandra tuvo la fortuna de toparse siempre con entes que posteriormente se convirtieron en personajes históricos de México.

El primero fue el General Ángel Flores, militar de alta escuela y de grandes batallas revolucionarias, quien al caer postrado en cama por una enfermedad, es auxiliado por Alejandra, quien se convierte en su secretaria desde 1925 hasta la muerte del general en 1926. Más de un año, la muchacha tuvo el precepto de lo que es la lucha social.

Al morir el General Flores, Alejandra fue recomendada por el diputado Francisco B. Gutiérrez al Gobierno del Estado en una oficina de instrucción pública. Y a pesar de ser atractiva: blanca y simpática, Retamoza no dio su brazo a torcer con todos los ofrecimientos de pretendientes que tuvo en el Gobierno. Su causa fue siempre la lucha social.

A los 20 años de edad, en 1929, cuando Plutarco Elías Calles forma el Partido Nacional Revolucionario (PNR- abuelo del PRI), Retamoza y otras dos mujeres (Carmen Catalán, novia de Rafael Buelna Tenorio y Andrea Mariscal) se incorporan a la política en la etapa de organización en Sinaloa. Pero, son ninguneadas por el machismo mexicano porque el partido no afiliaba a las mujeres, todavía.

Sin embargo, Alejandra no se deprimió, sino al contrario, pugnó siempre por la organización de la mujer en la política, aspiración que dio frutos muchos años después, hasta el 17 de octubre de 1953 cuando Adolfo Ruiz Cortinez concedió el derecho al sufragio a la mujer, aún cuando antes, en Yucatán, San Luis Potosí y Chiapas, ya habían promulgado el derecho al voto femenino.

Ya el martes pasado comentamos esos antecedentes en el país de la lucha por el voto de la mujer.

Por lo que corresponde a Sinaloa, como decíamos al principio, muchas mujeres que andan ahora metidas en la política exigiendo posiciones en las cámaras legislativas, no conocen ni siquiera cuántas féminas han sido alcaldesas, nosotros se los decimos

La historia política de Sinaloa señala a 11 mujeres en presidencias municipales desde 1966 a la fecha.

Mocorito encabeza la lista con tres mujeres alcaldesas: Bertha Elisa Medina Parra, María Celia Pérez Gutiérrez y Gloria Himelda Félix

San Ignacio ha tenido dos: Edwiviges Vega Padilla y María Gorgonia Bañuelos Peraza.

Cosalá ha tenido dos: Alejandra Retamoza Reynaga y Francisca Corrales Corrales.

Concordia, una alcaldesa: María del Carmen Arias Rodríguez

Rosario, una: Teresa Osuna Crespo

Choix, una: Elba Mundo de Navarro y

Badiraguato, una alcaldesa en su historia: Lorena Pérez Olivas.

En la LX Legislatura de Sinaloa, la que está por concluir actividades, es la que ha tenido mayor número de mujeres diputadas. Y según pronunciamientos de algunas dirigentes femeniles, van por más posiciones, pero como decíamos al principio, ojalá y revisen la historia de las verdaderas luchadoras sociales, para ver si le aprenden algo a Carmen Catalán, Alejandra Retamoza y Andrea Mariscal y ojalá promuevan que el nombre de una de ellas sea colocada con letras doradas en el Congreso de Sinaloa, porque la verdad se lo merecen.

Es mi humilde opinión.