sinaloa-logo   baner sinaloa dossier  logo-la-cancha
  

Carlos Velázquez Martínez

Javier Lozano, no es ningún "Pipope"

No sé por qué a los originarios del estado de Puebla, los motejan como *-Pipopes -* Dizque porque son *-pinches poblanos pendejos-*. A lo mejor algunos si navegan con esa bandera, pero en la política, hay muchos que no son nadita de pendejos.

            Uno de ellos es, precisamente Javier Lozano Alarcón, quien ayer fue nombrado pomposamente *-Vicecoordinador de Mensaje y uno de los Voceros oficiales de la precampaña de José Antonio Meade Kuribreña, precandidato externo del PRI a la presidencia de la República-*

            De acuerdo a la Enciclopedia Libre Wikipedia, Lozano Alarcón nació el 21 de noviembre de 1962 en la heroica Puebla de Zaragoza. Se graduó de abogado en la Escuela Libre de Derecho y desde los 27 años de edad, ingresó a la administración pública federal.

            Y su primer empleo no fue nada desdeñable. Asumió el cargo de Director de Autorización y Control de Crédito Externo, en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público cuando el titular  era Pedro Aspe Armella; prácticamente al primer año del gobierno presidencial de Carlos Salinas de Gortari.

            Y desde entonces se enfundó la camiseta del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

            Allí en la SHCP, Lozano ocupó formó parte de la Coordinación de Asesores del Subsecretario de Normatividad y Control Presupuestal. Luego fue Director General de Normatividad y Desarrollo Administrativo. Siempre al lado de Pedro Aspe.

            *-(Recordemos que Aspe Armella fue el impulsor del programa económico que estableció Carlos Salinas de Gortari, lo que incluía la renegociación de la deuda externa, la autonomía del Banco de México y un amplio programa de privatización de las compañías paraestatales. Al final del gobierno salinista fue señalado como uno de los responsables del llamado “error de diciembre”).-*

            A los 32 años,  el poblano Lozano fue nombrado Contralor General de Petróleos Mexicanos y posteriormente Subsecretario de Comunicaciones y Oficial Mayor de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), cuando el titular fue Carlos Ruiz Sacristán. Siempre con la playera del PRI.

            La carrera política de Lozano fue en ascenso porque luego se integró al equipo de Diódoro Carrasco en la Secretaría de Gobernación en el periodo (1998-2000), primero como Presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones y luego como Subsecretario de Comunicación Social. En el periodo presidencial de Ernesto Zedillo.

            Como priista, Lozano Alarcón también fue vocero del PRI y luego vocero y candidato a diputado federal en la campaña de Francisco Labastida Ochoa en el año 2000.  Obviamente, compartió derrota con el sinaloense en ese fatídico proceso electoral del PRI en el año 2000.

            Pero, como dijimos al inicio de esta remembranza, Javier Lozano, no se caracteriza por ser “pipope” de tal manera que cuando el barco priista se hundió, renunció al tricolor y se incorporó al Partido Acción Nacional (PAN), en 2005, junto con el que había sido su jefe en Gobernación, Diódoro Carrasco Altamirano.

            Se sumó al equipo de Felipe Calderón, en donde ocupó el cargo de Secretario de Trabajo y Previsión Social.

            Los más de 12 años que permaneció en el PAN, Lozano Alarcón fue detractor de los gobiernos priistas. 

           Fue senador por el PAN representando al estado de Puebla (de propina, porque no hizo campaña, sino que obtuvo el escaño, como primera minoría).

            Como senador fue crítico categórico del programa económico del gobierno de Peña Nieto. Lo cuestionó arduamente por haber recibido a Donald Trump antes de que éste ganara la presidencia de Estados Unidos. Y hasta se burló del lema presidencial *-Mover a México-* recomendando a Peña Nieto a sus colaboradores: *-Ya no le muevan-*

            Ayer renunció al PAN, partido por el que aspiró para ser candidato a gobernador por el estado de Puebla. Pero, ante el fracaso de sus aspiraciones, decidió regresar al PRI, en donde ha sido nombrado uno de los voceros oficiales de José Antonio Meade Kuribreña.

            Lo dicho, nadita de *-Pipope-* este Javiercito.