sinaloa-logo   baner sinaloa dossier  logo-la-cancha
  

Carlos Velázquez Martínez

Dia de Muertos /

En estos días que se celebra el Día de los Fieles Difuntos y en que muchos de ustedes, dolientes radioescuchas, acuden a depositar ofrendas en los panteones a sus deudos, quisiéramos que al mismo tiempo se detuvieron un poco en reflexionar sobre aquellos casos en que los fallecidos fueron corolario de un descuido en la salud o una decisión equivocada tomada en el andar de esta vida.

Empezaremos por mencionarle primero un dato positivo: que actualmente un mexicano tiene esperanza de vivir, al menos 74 años, cuando en la década de los treinta había esperanza de vivir hasta los 35 años de edad.

De acuerdo al último censo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2011 hubo 591 mil defunciones y la mayor parte correspondió a edades adultas. Seis de cada diez fallecidos correspondió a personas mayores de 60 años.

La mortalidad infantil de 1 a 14 años de edad representó solo el 7 por ciento.

Los menores de un año de edad mueren por complicaciones del parto, desnutrición de la madre o ciertas infecciones. Los estados donde se registra el mayor número de fallecimientos infantiles son en Puebla, Oaxaca, Chiapas y Guerrero,

En los jóvenes de entre 15 y 29 años de edad, el 56 por ciento, o seas más de la mitad, de los fallecimientos son por hechos catalogados como violentos como las agresiones, los accidentes de transporte y lesiones auto infligidas.

En la población de 30 a 44 años de edad, destaca el índice de mortalidad de las mujeres por diabetes, tumores malignos de mama y agresiones

Y en la población adulta de 45 a 60 años de edad, las principales causas de muerte fueron la diabetes mellitus, las enfermedades del corazón, las del hígado y las cerebro vasculares esas causas representaron el 35 % de las defunciones totales.

La diabetes causó la muerte de casi 90 mil personas en el 2011 y afecta lo mismo a hombres y mujeres. Por ello, el gobierno de la república tomó como pretexto esta situación para imponer un impuesto a los productos con alto contenido de azúcar, empezando por los refrescos, dizque para reducir la obesidad, como si los mexicanos fuéramos muy disciplinados para mantener una dieta saludable.

Ustedes se preguntarán curiosos radioescuchas. ¿Y los fallecimientos por la violencia, los homicidios qué?

Bueno a este reglón se le conoce como fallecimientos por causas externas, y se hace referencia a los accidentes, homicidios, lesiones o suicidios y las estadísticas son lamentables en los últimos años.

El 82 por ciento de esos fallecimientos ocurre en la población masculina y dos de cada tres suceden entre la población de 15 a 49 años de edad.

Los homicidios representan el 37 por ciento de las defunciones y los estados donde ocurre la mayor incidencia de homicidios es en Chihuahua, Guerrero, Sinaloa y Durango. La mayor parte se produce por arma de fuego y armas punzocortantes.

Finalmente, los suicidios representan un 7 por ciento de las muertes externas y ocurren por depresiones, pérdidas afectivas, aislamiento social o dificultades económicas. Lo más lamentable es que los suicidios ocurren entre la población de 15 a 44 años de edad, entre los solteros y en su hogar.

Ojalá que no los hayamos deprimido con estos datos, afligidos radioescuchas, por eso en lugar de lamentarse, vivan la vida atendiendo su salud y su persona. Ah, y no se metan en problemas.