sinaloa-logo   baner sinaloa dossier  logo-la-cancha
  

El candidato ganador obtendrá entre 36 y 38%

De acuerdo a cifras históricas de elecciones presidenciales en México, Amlo-Fox  y FCHel candidato que obtenga entre el 36 y 38 por ciento de la votación del domingo 1° de julio de 2012 será el nuevo presidente de México.

  Las encuestas embaucan, confunden y tergiversan. Las estadísticas, en cambio, son frías, inmunes y contundentes. No mienten.

            Son apreciaciones que hemos expresado desde hace doce años, cuando vaticinamos que Francisco Labastida Ochoa sería el primer candidato presidencial que cargaría con la primera derrota oficial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en una elección presidencial, después de haber permanecido invicto durante 70 años.

            Nuestra valoración se hizo en base a la estadística de cifras oficiales  y porcentajes obtenidos por cada candidato y cada partido en procesos anteriores.

            En el año 2000, Labastida Ochoa era un candidato atractivo (física y políticamente), pero no lo suficiente para sosegar la inconformidad creciente de millones de mexicanos hartos de la corrupción y la impunidad de los políticos que se enriquecían al amparo del poder priista.

            Por ser originario de Sinaloa, FLO aseguraba una votación amplia en el estado, pero no en el resto del país. Sin embargo, las encuestas y algunos medios de comunicación daban como seguro el triunfo del tricolor.

            Los comentaristas ramplones ignoraban la estadística: El PRI venía en debacle desde 1982 con la candidatura de Miguel de la Madrid. El colimense obtuvo 16.7 millones de votos, que le representó el 77 por ciento de la votación total.  Ese porcentaje fue un 26 por ciento menor  al obtenido por José López Portillo en 1976 (quien ganó la presidencia con el 98% de los votos), a pesar de que MMH no tuvo contrincantes fuertes, pues el PAN postuló a Pablo Emilio Madero y la izquierda ni pintaba con el Partido Socialista Unificado de México (PSUM)., pues apenas obtuvo un 5 por ciento de los votos.

            Seis años después, (1988) Carlos Salinas de Gortari fue presidente de México con una acreditación oficial de 9.6 millones de votos, que significó el 50 por ciento de la votación emitida. Fue una elección controvertida porque meses antes el PRI había sufrida una escisión política que permitió la  aglutinación de partidos de izquierda para postular a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. Además, emergió otro candidato combativo, Manuel de Jesús Clouthier del Rincón, quien proyectó al Partido Acción Nacional (PAN) hacia los primeros triunfos electorales

            Se ha escrito mucho sobre ese proceso electoral cuestionando los resultados y la actuación de las autoridades que en ese entonces dictaminaban la elección.

            El caso es que se le reconocieron a Cuauhtémoc Cárdenas 5.9 millones de votos que representó el 31.11 por ciento. Y a Maquío Clouthier le reconocieron 3.2 millones de votos para un 17.11 por ciento.

           Verdad o mentira, lo cierto es que el PRI descendió en un 50 por ciento su votación, en diez o doce años (de 1976 a 1988).

            En 1994 el PRI postula a Luis Donaldo Colosio, de quien dicen los priistas que iba a ser un buen presidente. Todos sabemos el desenlace de esa postulación. Tras el asesinato de Colosio se postula a Ernesto Zedillo, quien logra la votación más alta que ha logrado un candidato priista en elecciones presidencial: 17 millones 336 mil votos.

            Sin embargo, el porcentaje obtenido fue del 48 por ciento. Es decir disminuyó dos puntos con respecto a la votación obtenida por Salinas.

            Cuauhtémoc Cárdenas participó por segunda ocasión y obtuvo cifras similares a la anterior: 5.8 millones de votos que le significó el 16.59 por ciento.

            Por el PAN fue postulado Diego Fernández de Cevallos, quien alcanzó 9 millones 146 mil votos equivalentes al 25.92 por ciento de la votación total.

            Con esa estadística, el vaticinio era lógico de que el PRI venía en decadencia y la oposición estaba cerca de alcanzar la presidencia.

            Y así llegamos al año 2000. Labastida obtuvo 13 millones 579 mil votos equivalentes al 36.11 por ciento, mientras que Vicente Fox, del PAN  ganó la presidencia con 15 millones 639 mil votos, para un 42.52 por ciento. Cuauhtémoc Cárdenas participó por tercera ocasión y alcanzó 6 millones 256 mil votos para un 16.64 por ciento.

            La debacle del PRI ya no era imperceptible. Sólo los cándidos comentaristas de prensa se cegaban a una realidad y un despertar ciudadano. Y ni siquiera el 2006 los ha hecho reaccionar. Lean los resultados: Felipe Calderón, del PAN fue reconocido presidente de la república con 15 millones 284 votos equivalentes al 35.89 por ciento. Andrés Manuel López Obrador, del PRD le adjudicaron 14 millones 756 mil 350 votos para un 35.31 por ciento. Un diferencia de apenas .58 por ciento (243 mil 934 votos).

            El PRI con Roberto Madrazo Pintado, como candidato, apenas alcanzó 9.3 millones de votos, que le significó un 22.27 por ciento.

            Es decir, en 36 años, el PRI ha disminuido su votación en un 72.71 por ciento. Mientras que el PAN la ha incrementado en un 26 por ciento; y el PRD en un 30 por ciento.

            Por otra parte, México ocupa el lugar número 184 en abstencionismo, entre 190 países que realizan elecciones presidenciales republicanas. Es decir vota, si acaso, la mitad de los electores, pero hay proceso en que la participación ciudadana es de alrededor del 35 por ciento.

            Tan solo nos referiremos a los dos últimos procesos electorales

            En el año 2000 la lista nominal fue de 58 millones 782 mil 737 electores. Votaron 37 millones 601 mil 618 ciudadanos, que representó el 63.97 por ciento (64%) o sea que el abstencionismo fue del 36 por ciento.

            En el 2006, la lista nominal fue de 71 millones 374 mil 373 electores y votaron 41 millones 791 mil 322 ciudadanos equivalentes al 58.55 por ciento, el abstencionismo fue del 41.45 por ciento.

             Para esta elección del primero de julio de 2012, la lista nominal es de casi 80 millones de electores (79 millones 521 mil 297, para ser exactos). Se espera que acudan a las urnas alrededor del 60 por ciento, lo que sería unos 48 millones de votos.

            O sea, que si votan 48 millones de ciudadanos, cada punto porcentual sería de 480 mil votos.

            Si dicen que  Peña Nieto tiene arriba del 40 por ciento de las preferencias, entonces tendría que obtener más de 20 millones de votos. Y como ya hemos señalado con estadística oficial, Ningún candidato ha logrado tal cantidad de votos.

            Y en el supuesto caso que Andrés Manuel López Obrador obtenga los mismos votos de hace 6 años, (alrededor de 15 millones de votos, entonces estaría entre el 30 y 35 por ciento.

            Pero si analizamos la lista nominal en donde hay 14 millones de nuevos votantes que tienen una edad entre 18 y 25 años de edad y entre ellos hay 3.4 millones de muchachos de 18 años de edad, que se informan a través de las redes sociales y en donde las encuestas indican que López Obrador esta casi en un 70 por ciento arriba, pues es de deducir que al menos la mitad de esos jóvenes votaran por López Obrador, por lo que bien podría alcanzar más de 17 millones de votos.

            Repetimos, son análisis basados en estadística y no en encuestas. Los hemos hecho en las elecciones estatales de Sinaloa, en donde señalamos con oportunidad que Heriberto Félix estaba empatado con Jesús Aguilar en el 2004. Y que Mario López Valdez ganaría a Jesús Vizcarra con  más de 500 mil votos.

            Como dicen los clásicos: Al tiempo.

VOTACIONES Y PARTICIPACION ELECTORAL

(PRI)

1970                      Luis Echeverría   obtuvo               11´ 900 mil votos

1976                      José López Portillo                        16´ 727 mil votos                94.98 %

1982                      Miguel de la Madrid                      16´ 748 mil votos                  74.77 %

1988                      Carlos Salinas                                 9´  600 mil votos                50.00 %

1994                      Ernesto Zedillo                                17´ 336 mil votos               48.69 %

2000                      Francisco Labastida                       13´ 579 mil votos              36.11 %

2006                      Roberto Madrazo                              9´  301 mil votos                22.27 %

(NÓTESE CÓMO HA IDO DESCENDIENO LA VOTACIÓN DEL PRI)

(PAN)

1970                      Efraín González Morfin

1976                      No postuló por pleito entre Morfin y Conchello                               12.90 %

1982                      Pablo Emilio Madero                                                                         10.58 %

1988                      Manuel J. Clouthier                       3' 267 mil 159 votos                 17.11 %

1994                      Diego Fdz. De Cevallos                 9' 146 mil 841 votos                 25.92 %

2000                      Vicente Fox                                       15' 989 mil 639 votos               42.52 %

2006                      Felipe Calderón                               15' 000, 284 votos                    35.89 %

(IZQUIERDAS)

1976                      Valentin Campa               (PCM)                  casi 1 millón de votos no válidos

1982                      Arnoldo Martinez Verdugo (PSUM)                                                  5.89  %

1988                      Cuauhtémoc Cárdenas (PRD)         5' 911 mil 133 votos         31.11 %

1994                      Cuauhtémoc Cárdenas (PRD)         5' 852 mil 134 votos         16.59%

2000                      Cuauhtémoc Cárdenas (PRD)         6' 256 mil 780 votos         16.64 %

2006                      A.M. López Obrador (PRD)              14' 756 mil 350 votos         35.31 %

(Datos recabados del IFE y de la historia de los Partidos Políticos en México)