sinaloa-logo   baner sinaloa dossier  logo-la-cancha
  

Por el sismo de 1985, la sociedad aisló al PRI del DF. El de 2017 ¿lo echará del país?

DKHOkmZUEAAD2Vn

Si con el terremoto de 8.1 grados Richter en 1985, se engendró un movimiento político-social que dio origen a 20 años consecutivos de gobernantes de izquierda en la Ciudad de México (y los que siguen); con los seísmos de 7.1 en la capital y de 8.2 grados Richter en Oaxaca y Chiapas, en 2017, se presiente ahora una reacción nacional, para desterrar al PRI de la presidencia de la República.

El descontento ciudadano por la pasividad y frivolidad de Miguel de la Madrid en 1985, ante la desgracia de miles de capitalinos, provocó la conformación de organizaciones populares radicales que influyeron en la creación del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que ha ganado elecciones en la capital del país desde 1997 hasta la actualidad.

Y ahora, con las sacudidas en Oaxaca, Chiapas y la Ciudad de México,  se exhibe la pobreza y marginación, aunado a la corrupción, impunidad, intolerancia, intransigencia y obcecación de los gobernantes, por lo que, seguramente, habrá una respuesta social y política generalizada en la jornada electoral del 2018, que no será favorable al partido en el poder.

En 1985 Miguel de la Madrid se demoró 36 horas en dar la cara a la nación con una actitud de inanición y minimización de las consecuencias del terremoto que causó 12,843 muertos y más 250 mil damnificados (cifra oficial reconocida 20 años después), rechazó la ayuda internacional y prohibió al Ejercito auxiliar en las labores de rescate (únicamente resguardaban las zonas afectadas).

La declaración del presidente MMH “México tiene los suficientes recursos y unidos, pueblo y gobierno, saldremos adelante. Agradecemos las buenas intenciones, pero somos autosuficientes” le ganó el repudio de los mexicanos.

El jefe de Gobierno del DF, Ramón Aguirre Velázquez, tampoco apareció en la desdicha, sino hasta que salió el presidente a dar un recorrido por algunas zonas dañadas.

La esposa del presidente De la Madrid, Paloma Cordero apareció días después,  hasta que llegó al D.F. la esposa del presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, la señora Nancy Reagan, acompañada del embajador de Estados Unidos en México, John Gavin, quien entregó un millón de dólares para el Fondo Nacional de Reconstrucción.

En cambio, la sociedad civil se auto-organizó inmediatamente para rescatar a las víctimas, para ayudar a retirar escombros, para alimentar a los voluntarios. Los primeros en organizarse fueron los boys scouts, luego brigadas de estudiantes de medicina, de ingeniería y ciencias de la UNAM y el IPN.

La UNAM, aunque no sufrió daños, suspendió clases una semana, para que los estudiantes se integraran a las labores de rescate.

En las colonias más afectadas se organizaron asambleas, afuera de los edificios derrumbados, se crearon movimientos sociales y surgieron varios organismos no gubernamentales que en 1997 promovieron el voto en favor de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano para que ganara la elección de Jefe de Gobierno del D.F.

Las primeras organizaciones surgidas por el terremoto de 1985 fueron:

La Coordinadora Única de Damnificados (CUD)

Unión de Vecinos y Damnificados 19 de Septiembre

Coordinadora de Organismos Residentes de Tlatelolco

Unión Popular de Inquilinos de la colonia Peña Morelos

Unión de Vecinos de la colonia Guerrero

Campamento Salvatierra

Unión Popular Nueva Tenochtitlan

Coordinadora Nacional del Movimiento Urbano Popular

Coordinadora de Luchas Urbanas

Unión de Damnificados del Centro Multifamiliar Juárez.

Y el 27 de septiembre se registró la primera marcha hacia Los Pinos de cientos de damnificados para exigir espacios y servicios básicos.

Todas ellas, después, se aglutinaron el 4 de abril de 1987 en la famosa popular Asamblea de Barrios con su emblemático dirigente Súper Barrio Gómez. (Marco Rascón Córdova). Se agruparon 650 colonias de las 16 delegaciones del DF con más de 50 mil familias que buscaban una vivienda digna.  Lograron la expropiación de 4,200 predios y más de 60 mil viviendas nuevas.

Súper Barrio Gómez se postuló candidato a la presidencia de la república en 1988, pero ante el crecimiento popular de Cuauhtémoc Cárdenas, declinó su candidatura y fue factor determinante para que el PRD obtuviera una votación copiosa en el Distrito Federal y varias entidades de la República.

Esperemos que los ciudadanos víctimas en Oaxaca, Chiapas y la Ciudad de México experimenten la lección que dejó el terremoto de 1985 sigan el ejemplo y promuevan otros movimientos sociales que conduzcan al país a un nuevo gobierno, diferente al PRI en 2018.

            (Más comentarios de Carlos Velázquez en www.sinaloaes.com)